Oct 13 2016

El estándar 802.11ac, más conocido como WiFi AC, se ha convertido en el estándar actual más equilibrado, ya que no sólo ofrece una alta velocidad sino que además podemos acceder a él de sin necesidad de hacer una gran inversión.

Esto ha sido posible gracias a la evolución y estabilización que ha experimentado durante los últimos años, y también al empuje de diferentes fabricantes que han ido ampliando sus catálogoscon soluciones de gama alta, media y básica.

Un ejemplo claro lo tenemos en el conocido fabricante alemán AVM, que actualmente ofrece una gran variedad de soluciones ajustadas a todos los presupuestos y necesidades, entre los que podemos destacar los siguientes:

Sin embargo a pesar de que el WiFi AC lleva ya un tiempo asentándose y de que ha demostrado lo que puede dar de sí todavía genera dudas entre los usuarios, que no terminan de entender el valor que puede ofrecer.

Por ello hemos querido dedicar este especial a profundizar un poco sobre el tema para ayudaros a resolver posibles dudas, y para que veáis con claridad que hoy por hoy la tecnología WiFi AC puede ser motivo más que suficiente incluso para renovar el router.

Desde el principio, ¿qué es el WiFi AC?

Se trata de un nuevo estándar WLAN de comunicaciones inalámbricas que se presentó como sucesor del WiFi N, aunque al final ha acabado conviviendo con él por motivos de retrocompatibilidad con los dispositivos y equipos más antiguos.

Dicho estándar es el que permite establecer conexiones inalámbricas a Internet, y de él dependen aspectos como la velocidad, la calidad y la estabilidad de la misma.

Al utilizar WiFi AC nuestra conexión a Internet se mueve a la banda de 5 GHz, que tiene menos alcance que la de 2,4 GHz pero también está mucho menos saturada, lo que se traduce en una señal más limpia y con menos interferencias, aunque ya hablaremos de sus ventajas concretas más adelante.

Para conseguir un mayor rendimiento el WiFi AC utiliza hasta ocho flujos MIMO a 160 MHz, mientras que en el WiFi N nos encontramos con un tope de cuatro flujos a 40 MHz, números que nos permiten ver y entender la abismal diferencia que separa a uno y otro estándar.

Ese aumento de rendimiento se ve complementado como dijimos por una mayor calidad de la señal gracias a la menor saturación de la banda de 5 GHz, aunque este nuevo estándar también se ve reforzado por otras características interesantes, como la tecnología Beamforming, que mejora la intensidad de la señal, y la modulación 256-QAM (64-QAM en WiFi N), que permite acelerar la transmisión de datos.

¿Qué ventajas me ofrece todo esto como usuario?

De lo anterior ya podemos intuir las principales ventajas que ofrece el WiFi AC, aunque debemos tener claro que éstas no se limitan únicamente a una mayor velocidad ya que también hay otros valores a tener en cuenta.

  1. Mayor rendimiento: como anticipamos es una de las ventajas más claras, ya que con el nuevo estándar 802.11ac podemos alcanzar velocidades de hasta 1,3 Gbps en configuraciones de tres antenas, una cifra muy alejada de los 300 Mbps que consiguen de media las soluciones 802.11n.
  2. Señal más limpia y estable: gracias al uso de la banda de 5 GHz la señala inalámbrica tendrá menos interferencias y llegará más limpia a nuestros dispositivos, algo que contribuye a mejorar la recepción de la señal en general y la estabilidad de la msma.
  3. Gran rendimiento sin grandes sacrificios: hemos dicho que el WiFi AC tiene un menor alcance que el WiFi N y efectivamente así es, pero gracias al uso de la tecnología MU-MIMO y Beamforming se reduce significamente este problema y se mejora el alcance de la señal.
  4. Mayor eficiencia: esto tiene que ver con el tema de la modulación 256-QAM que ya citamos anteriormente, y es que gracias a ella nuestra conexión no sólo será más rápida sino que también ayudará a que los dispositivos conectados consuman menos energía.
  5. Compatibilidad total y doble banda: la mayoría de routers WiFi AC que podemos encontrar en el mercado pueden trabajar sin problemas en doble banda de forma simultánea, lo que quiere decir que pueden servir conexiones bajo dicho estándar en la banda de 5 GHz y también bajo WiFi N en la de 2,4 GHz, por lo que podremos utilizar dispositivos nuevos y antiguos sin problemas.

Como vemos el estándar 802.11ac nos ha traído un nuevo mundo de posibilidades y sus ventajas no sólo son evidentes sino que operan en muchos frentes.

Llegados a este punto es posible que os surja la típica pregunta de si realmente vais a poder aprovechar este estándar, y la respuesta es un rotundo sí, ya que aunque no nos hayamos dado cuenta la mayoría de dispositivos que han ido llegando en los últimos años son compatibles con elWiFi AC.

Podemos podríamos poner muchos ejemplos, pero basta con decir que smartphones tan “antiguos”como el Galaxy S4, lanzado en marzo de 2013 soportan sin problemas dicho estándar, y lo mismo ocurre con la mayoría de las tablets, portátiles y ordenadores que llegaron a partir de dicho año.

Con esto podemos ver claramente que aquellos que dicen que el WiFi AC todavía no se aprovecha viven anclados en un mito del pasado que hoy es totalmente falso, y debemos recordar que aunque tengamos equipos antiguos que no soporten dicho estándar no habrá problema, ya que como dijimos los routers actuales trabajan en doble banda.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ

Mostrar Fuente de Informacion10

PGEgdGFyZ2V0PSJfYmxhbmsiIGhyZWY9Imh0dHA6Ly93d3cubXV5Y29tcHV0ZXIuY29tLzIwMTYvMTAvMTIvd2lmaS1hYy12ZW50YWphcy1hcHJvdmVjaGFybG8iPkZ1ZW50ZTwvYT4=

VinDiesel es editor


VinDiesel a creado 1192 posts en Compartiendo Full.


Mensaje Privado
+3 Puntos Dar un voto NegativoDar un voto Positivo de 3 Votos
Loading...
Visitas 97


Deja un Comentario

Tu debes estar logueado para comentar este post.

Omaredomex