Ene 13 2017

En la actualidad, la totalidad de películas y series que vemos van a 24 fps. Esa cantidad de fotogramas por segundo es demasiado escasa para que los humanos lo veamos con fluidez, y por ello se introduce en ellas el motion blur, que difumina e interpola las imágenes para crear una falsa sensación de fluidez. Es por ello que, si pausamos una escena de una película en movimiento, ésta se va a ver siempre borrosa, haciendo necesarios los 60 fps para mejorar la experiencia de visualización de contenido, sobre todo en 4K.

La limitación de los 24 fps ha estado presente prácticamente desde que se creó el cine (aunque algunas han llegado a 25 o 30 fps), y se mantuvo para ahorrar en la longitud que tenían los rollos de película, ya que aumentar los fotogramas por segundo haría aumentar su diámetro. Eso en la actualidad ya no tiene sentido, porque la mayor parte de películas han pasado a rodarse directamente en digital, y todos nuestros dispositivos, ya sean televisiones, monitores o teléfonos móviles, tienen paneles de 60 Hz de refresco, por lo que son capaces de mostrar al menos 60 fotogramas por segundo.

Los máximos fps que puede distinguir el ojo humano son unos 220 fps, tal y como se comprobó con pilotos entrenados, y de hecho ya existen monitores que alcanzan hasta los 240 Hz reales, ya que las televisiones en realidad tienen paneles de menor tasa de refresco y usan técnicas para engañar al ojo.

La TDT española funciona a 25 fps para los canales en SD, y a 50 fps para los canales en HD, y la ganancia de fluidez se agradece en unos movimientos más naturales. Hay quien afirma que esa sensación de realismo les quitaría espectacularidad a las películas, tal y como se quejaron algunos puristas con el intento que tuvo Peter Jackson con las películas del Hobbit a 48 fps, y que eran una delicia visual, sobre todo en escenas donde había movimientos bruscos.

Blu-ray HFR: 4K a 60 fps

Ahora, después del intento de Peter Jackson, el cine a 60 fps puede haber llegado para quedarse con el High Frame Rate Video Playback (HFR) que acompañará al Blu-ray 4K, aunque hay discrepancias sobre qué se considera HFR (las cadenas de televisión lo utilizan para referirse a más de 100 fps, mientras que para Hollywood considera HFR todo lo que vaya a más de 24 fps). En una época donde algunos móviles graban ya a 1080p y 120 fps, y donde este año veremos alguno que alcance los 4K a 60 fps, alcanzar también esta tasa de fotogramas por segundo en películas se hace más necesario que nunca.

La primera película (ya había un concierto a 4K fps) que hará gala de este nuevo estándar es Billy Lynn’s Long Halftime Walk, que ha sido grabada a 120 fps, HDR y 3D, aunque la versión comercial estará limitada a 60 fps por problemas de espacio en Blu-ray. De hecho, esta podría ser una de las grandes ventajas de las plataformas de streaming frente al medio físico, ya que éstas podrían superar al Blu-ray gracias a que en estas plataformas el límite lo pone la conexión del usuario. No tenemos todavía tráiler de la película a este framerate, pero cuando salga en Blu-ray podremos disfrutarla sin problemas.

En definitiva, en los próximos años se aventuran interesantes cambios que vendrán potenciados gracias a las conexiones de fibra óptica y a las televisiones 4K HDR. Poder disfrutar de una película a resolución 4K, con la mejora de color y luz que ofrece el HDR, y una tasa de 60 o más fotogramas por segundo con sonido Dolby Atmos va a cambiar la experiencia de ver una película en el hogar. De momento, Billy Lynn’s Long Halftime Walk, la única película en contar con todas estas características, estará disponible en Estados Unidos el próximo 14 de febrero.

Fuente

 

VinDiesel es editor


VinDiesel a creado 1331 posts en Compartiendo Full.


Mensaje Privado
+1 Puntos Dar un voto NegativoDar un voto Positivo de 1 Votos
Loading...
Visitas 182


Deja un Comentario

Tu debes estar logueado para comentar este post.

Omaredomex