Ene 10 2017

Imagina que has cometido un cibercrimen (has publicado fotos de tu ex-pareja, por ejemplo), y el señor juez te ofrece dos opciones: pasar un tiempo entre rejas o, si aprecias tu libertad, dejar que la Policía te instale uninhibidor de WiFi en el tobillo.

La segunda propuesta, la de cambiar la cárcel por un inhibidor WiFi, es la que ha hecho pública Gavin Thomas, un alto cargo de la Policía que forma parte de la asociación inglesa de Police Superintendents’ Association. Dice Thomas que enviar a la gente a la cárcel por haber cometido delitos relacionados con el ciberespacio no está sirviendo para nada, y aboga por encontrar un nuevo método que permita castigar a los autores del delito de una forma “efectiva en términos de rehabilitación”.

Porque si una cosa está clara es que, al menos en Reino Unido, las penas de cárcel no están funcionando a la hora de contener los delitos informáticos. Pese a que los crímenes registrados por la policía llevan años a la baja, los delitos digitales no paran de subir y ya representan el 40% de todos los delitos cometidos en Reino Unido.

En vista de eso, Gavin Thomas ha declarado públicamente que los adolescentes que cometan delitos en la red deberían ser castigados con medidas que les impidan el acceso a Internet. Thomas menciona concretamente a los adolescentes porque son los que representan buena parte de los crímenes digitales relacionados con el robo de imágenes íntimas, la extorsión o los delitos de odio.

Según Thomas, los responsables de estos delitos deberían ser castigados con inhibidores que impidan el acceso a la red durante un determinado periodo de tiempo. Esta “condena digital”, además, vendría acompañada de un programa de reeducación centrado en mostrar a los jóvenes las consecuencias reales de ir en contra de las normas en el mundo digital.

“¿Por qué una persona joven piensa que puede comportarse de una forma diferente en Internet respecto a cómo lo hace en persona?”, cuestiona durante sus declaraciones el policía. “Es un fenómeno que irá a más y es hora de empezar a pensar en cómo vamos a luchar contra él”, sentencia.

 

Pese a todas las fugas que tiene el argumento de este policía (es de suponer que nunca ha oído hablar del cable Ethernet), lo cierto es que su afirmación no está muy desencaminada. Reino Unido gasta más de 40.000 euros al año por cada preso que está en la cárcel, y las estadísticas demuestran que muchas personas vuelven a cometer los mismos delitos después de haber cumplido con la condena.

La afirmación de que “tenemos que dejar de utilizar castigos del siglo XIX para luchar contra crímenes del siglo XXI” es quizás lo más razonable del argumento de Gavin Thomas. Todo lo demás se sustenta sobre un hilo muy fino.

Fuente

http://computerhoy.com/noticias/life/dejarte-wifi-lugar-carcel-propuesta-policia-56784

VinDiesel es editor


VinDiesel a creado 1335 posts en Compartiendo Full.


Mensaje Privado
0 Puntos Dar un voto NegativoDar un voto Positivo de 0 Votos
Loading...
Visitas 111


Deja un Comentario

Tu debes estar logueado para comentar este post.

Omaredomex